Crear VALOR al empleado (el verdadero reto de la empresa con futuro)

 

La empresa, como ya sabemos, tiene la obligación de CREAR VALOR.
Pero no sólo con sus productos/servicios y para el cliente… sino para con su gente: valor a sus empleados, a sus profesionales.
De ahí el papel imprescindible que juega hoy día el departamento de RRHH en la tan necesaria Transformación Digital. Transformación Digital entendida como el uso de las nuevas tecnologías -de las que disponemos de manera óptima- para generar una transformación organizacional: es decir, una nueva manera de entender y ejercer el trabajo (lo que pasa irremediablemente por una nueva manera de “pensar el trabajo”, un nuevo mindset).

Y esta manera evolucionada de trabajar en este s.XXI es, afortunadamente, poniendo a las PERSONAS en el centro. La compañía con futuro es aquella que está digitalizada y humanizada.

Quizá la pregunta más relevante que hay que plantearse, para saber si estamos dando los pasos correctos hacia esta humanización tangible (no confundir con tener un listado de “Misiones y Valores” colgados en la intranet) sea la siguiente:
¿Qué está haciendo actualmente tu compañía para que tanto el profesional interno como el potencial candidato y colaboradores externos crean que sois la mejor opción?

Para responder a esta cuestión, si formamos parte del sector de Recursos Humanos, es recomendable rescatar las bien conocidas pero a menudo empolvadas por olvidadas siglas EVP. El Employee Value Proposition.

EVP es la propuesta de valor que ofrecen las organizaciones a sus empleados y candidatos (o lo que los empleados obtienen a cambio de su tiempo, capacidades, esfuerzos y resultados).

Y es que la importancia de la empresa no solo radica en la reputación de su producto o servicio, sino -hay que insistir- en el FACTOR HUMANO: qué hace y cómo actúa para el bienestar y beneficio de su gente (y como consecuencia en su entorno). La misión del profesional de RRHH sigue siendo (o es por primera vez en determinadas empresas) poner de verdad al empleado en el centro del modelo de negocio y organizativo para mejorar el entorno laboral, potenciar la calidad del empleo, y que esto se transmita dentro y fuera (retengo y atraigo talento). Todo ello acunado y ayudado por las nuevas tecnologías.

¿EN QUÉ SUELE BASARSE LA ESTRATEGIA DE RECOMPENSA ORIGINAL DE LA EVP?

EN 5 ELEMENTOS:
1. Compensación
2. Beneficios
3. Conciliación
4. Gestión del Desempeño y Reconocimiento
5. Desarrollo Profesional y Oportunidades de Carrera

La  novedad, en esta época cambiante y tecnológica, en estos entornos VUCA (Volatility, Uncertainty, Complexity,  Ambiguity), es que cada compañía, en función de sus características, deberá desarrollar tantas EVP como colectivos o targets diferenciados tenga.

El EVP es, en definitiva, el pasaporte hacia la Innovación. Innovaciones organizativas significa investigar e implementar nuevos métodos de organización en la práctica de negocio de la empresa, en su entorno laboral o/y en sus relaciones con el exterior. Y esta capacidad de generar creatividad para innovar, a través de la transformación organizativa, lo facilita (y promociona) la CALIDAD DE EMPLEO.

Comparto este webinar de LIDLearning, donde hablo un poco más extensamente de esto.

https://www.youtube.com/watch?v=ggLGkeQpkCk&t=754s

 

Tener un buen EVP ayuda: 

  1. A reforzar una identidad corporativa atractiva.
  2. A diferenciarme de la competencia.
  3. Como estrategia de retención.
  4. A que hablen bien de mí (Employee Ambassador).
  5. Atraer talento

Como dice Tom Burns en su libro The Management of innovation, “No basta con contratar graduados y doctores, ponerlos a trabajar en instalaciones de I+D y sentarse a esperar a que la propiedad intelectual florezca. Las estructuras organizativas deberían potenciar las ideas y el esfuerzo de los trabajadores.Trabajadores integrados en una estructura en red de control, autoridad y comunicación. Dicha comunicación es más horizontal que vertical y se basa en consultas antes que en órdenes, en información antes que en instrucción”.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE INNOVAR DENTRO DEL LUGAR DE TRABAJO, PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL MISMO?

  • Satisfacción laboral
  • Compromiso / Colaboración
  • Bajo absentismo (reduce costes)
  • Bienestar individual
  • Productividad

Estos beneficios se traducen en:

  • Mejoras de rendimientos para la empresa del 15 y 30%
  • Crecimiento económico hasta un 10%
  • Mejoran las tasas nacionales de empleo del 60 al 64%
  • Reducen las de desempleo del 10% al 6% (en 10 años)

Las investigaciones llevadas a cabo por Chris Warhust y Sally Wrigth, recogidas en el estudio elaborado por el BBVA sobre las empresas del futuro,   también revelan que aquellos sectores y países con calidad de empleo por encima de la media (nórdicos a la cabeza) son más productivos e innovadores y superan mejor los períodos de crisis.

La conclusión, por lo tanto, es que las empresas se benefician al perseguir la calidad de empleo.

Como dice la propia OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos): «Ofrecer a los empleados la oportunidad de desarrollar sus aptitudes es un rasgo definitorio de entornos de trabajo innovadores, pero añade que igualmente lo es la capacidad de los gestores de hacer posible la participación de los empleados. Las relaciones efectivas entre equipo gestor y plantilla importan; implicara los empleados y animarlos a actuar, comunicar y desarrollar sus ideas en el lugar de trabajo favorece la innovación y aumenta la productividad».

Desearos una feliz semana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This